a ciudad de Zaragoza dista 81 Km. de Huérmeda por la A-2. Es la Capital del Reino de Aragón y ciudad del Valle del Ebro, estando a 200 metros sobre el nivel del mar. El clima es mediterráneo y sus tierras tienden a ser áridas. La población, que supera los 607.000 habitantes, la hace una de las capitales más pobladas de España.
Zaragoza es el resultado del cruce e integración de cuatro culturas: Ibera, Romana, Árabe y Cristiana, que la han hecho merecedora de un valioso patrimonio histórico y artístico (mas de 60 monumentos han sido declarados como Bienes de Interés Cultural), que se testimonia arquitectónicamente en estilos tan diversos como el románico, el gótico, el neoclásico, el barroco o el mudéjar.
De Roma, el Casco Viejo todavía conserva la estructura octogonal del urbanismo romano, con el cardo y el decumano, así como otros vestigios de Caesaraugusta. Tramos de muralla, el teatro romano (iniciado en la época de Tiberio y uno de los mayores de Hispania), importantes elementos urbanos en el museo del Foro de Caesaraugusta, parte del puerto fluvial en la plaza de San Bruno y las termas de San Juan y San Pedro.

 

Apunte Histórico:

 

Ver foto en Galería de Imagenes Fundada por los romanos en el año 24 a.C., en el mismo lugar de Salduba, pueblo íbero fortificado a orillas del Ebro.
Hacia el año 23 a.C. se acantonaron en ella soldados romanos. El emperador Augusto hizo levantar un campamento militar al cual denomino Caesar Augusta, primer nombre de la ciudad de Zaragoza, fue el principal difusor de la cultura romana. Hacia el año 40 de la era cristiana hizo su entrada en la ciudad el apóstol Santiago el Mayor convirtiéndola al cristianismo.
Los suevos conquistaron la ciudad en el año 452 seguidos de los visigodos en 476. Se mantuvieron firme años mas tarde, en 536, frente al sitio a que fue sometida por el franco Childeberto. También Carlomagno hubo de renunciar a su conquista en el año 778.
No así los árabes, quienes ya en el año 716 bajo el mando de Musa-Ibn-Nusair habían invadido la ciudad llamándose desde entonces Medinat Saracusta, sometida al Califato de Córdoba. Durante el tiempo que duro la dominación sarracena se erigieron numerosos edificios que dieron a la ciudad su importancia.
En el transcurso de la Reconquista, Alfonso I de Aragón, El Batallador, logro arrebatársela a los moros en 1118 surgiendo así la Zaragoza cristiana, capital del importante reino medieval de Aragón. La ciudad continuo siendo residencia de los monarcas hasta que Fernando II el Católico unió su reino con el de Castilla mediante el matrimonio con Isabel la Católica.
En la época cristiana Zaragoza vivió el florecimiento del estilo románico y del mudéjar conservándose numerosos monumentos como testimonio de su esplendor. Agustina de Aragón
En el curso de diversas contiendas durante los siglos XIV, XVII y XIX, así como en la guerra de Sucesión y en la guerra de la Independencia contra los franceses, los zaragozanos se distinguieron por su valor y heroísmo.
Estando sitiadas por las tropas napoleónicas en el año 1808 y 1809, el pueblo ofreció tan heroica resistencia que no obstante su derrota, lograron obtener una capitulación honrosa ante los franceses. Casi la mitad de la población pereció en la lucha, unos 50.000 muertos. Los sitiadores hubieron de reconocer que jamás se habían encontrado con tan enconada resistencia. Del mismo modo, en la guerra Carlista, los zaragozanos se distinguieron gloriosamente por su arrojo y desde entonces la ciudad ostenta el titulo de siempre heroica.

 

Ver foto en Galería de Imagenes CATEDRAL NUESTRA SEÑORA del PILAR: Llaman la atención sus numerosas cúpulas y las cuatro altas torres. Las cúpulas están alicatadas de azulejos de color descollando la central.
El templo fue construido en el lugar en el que se apareció la Virgen Maria al apóstol santiago en el año 40 de la era cristiana. En memoria de tal prodigio se edifico en un principio una sencilla capilla señalando con un pilar de mármol el lugar de la aparición. Posteriormente se levanto una iglesia románica, precursora de la actual Catedral y de la cual se conserva un tímpano en la fachada. Nuestra Señora del Pilar, en su forma actual, fue construida por orden del arzobispo Hernando de Aragón, en 1515, en estilo gótico y con una sola nave. En 1677 se continúo la obra de estilo barroco bajo la dirección de Herrera el Joven, hijo del arquitecto del Escorial, cerca de Madrid. En 1753 se erigieron grandes tramos de la Catedral en estilo clasicista siendo su artífice Ventura Rodríguez.
Actualmente consta de tres naves con planta rectangular. En los cuatro ángulos se alzan sendas torres. Numerosas capillas laterales se abren entre los contrafuertes. Las diversas bóvedas dentro del templo ostentan interesantes trabajos pictóricos. La de la Santa Capilla fue pintada por Antonio Gonzalez Vázquez con escenas de la aparición de la Virgen. Francisco Bayeu recibió el encargo de decorar las otras cuatro bóvedas. La bóveda de la Capilla Mayor fue pintada en el siglo XIX según bocetos de Bernardino Montañés. La decoración de la bóveda del coro fue encomendada en 1772 a Goya el cual creo un magnifico fresco de contenido alegórico.
Ver foto en Galería de Imagenes Entrando en la Catedral por el lado de la Plaza se accede primeramente a la Santa Capilla, restaurada en estilo barroco por Ventura Rodríguez y ricamente decorada a base de mármol y plata. En el centro de la misma, según la tradición en el mismo lugar en que la Virgen Maria se apareció al apóstol Santiago, se venera la estatua de alabastro de la Virgen del Pilar, obra, probablemente, de un artista francés del siglo XIV. La imagen descansa sobre un pilar de mármol con aplicaciones de plata y cada día se expone con un distinto y suntuoso manto. La imagen venerada esta enmarcada por el altar de la derecha. Sobre el altar central hay un relieve del siglo XVIII de Carlos Salas que efigie la Asunción. El altar del lado izquierdo esta decorado con una obra de Ramírez que representa a Santiago con sus discípulos.
En el altar Mayor situado hacia oriente se entremezclan elementos góticos y del renacimiento en una obra de alabastro creada por Damián Forment en el año 1509. Cerrando el coro se eleva una bella reja del año 1574, de Juan Celma.
Es notable la sillería en la que se hallan dispuestas en tres filas las 150 sillas que la integran, obra de Nicolás Lobato, Esteban de Obray y Juan de Moreto ejecutada en 1544 y 1546.
La Capilla de San Lorenzo contiene una imagen del santo de la advocación, de Julepe Ribera y un retablo ejecutado en mármol y bronce por Ventura Rodríguez. Otras capillas dignas de atención son la de la Virgen del Rosario, con retablo gótico y obras de Alejo Fernandez, la de Santa Ana, con un mausoleo decorado con estatuas de Ponciano Ponzano y la Capilla de San Juan Bautista, en la que se alberga un retablo y un cuadro de Mariano Salvador de Maella.
En la Sacristía de la Virgen se hallan expuestos numerosos exvotos hechos a la venerada imagen entre los que figuran valiosas coronas y vestiduras y bustos de santos.
La Sacristía Mayor guarda un tapiz flamenco, varias imágenes de plata y bellas pinturas.

 

Ver foto en Galería de Imagenes CATEDRAL de SAN SALVADOR o LA SEO: Es la Catedral archidiocesana y su construcción abarca un periodo de 400 años. Fue erigida originariamente en el lugar que ocupara una antigua iglesia paleocristiana que durante el dominio musulmán había sido convertida en mezquita. Las obras de la nueva catedral gótica se iniciaron en el siglo XIV y se llevaron a término a comienzos del XV. En el curso de las épocas posteriores, las obras siguientes fueron realizándose hasta la total construcción del templo conforme a los diversos estilos arquitectónicos imperantes. En la primera fase de las obras se construyeron tres naves mas y en el siglo XVI se llevo acabo un alargamiento del templo. Actualmente posee cinco naves separadas entre si por pilares, tres ábsides y numerosas capillas laterales.
La Fachada Principal fue ejecutada en estilo clasicista, a finales del siglo XVII, por Julian Yarza, discípulo de Ventura Rodríguez. Ver foto en Galería de Imagenes
La Fachada Frontal del palacio arzobispal es de ladrillo, de estilo mudéjar con alicatado de azulejos.
Las trazas de la Torre Octogonal se deben al italiano Giovanni Battista Contini y fue construida en el siglo XVII en estilo barroco.
La Cúpula Octogonal, también mudéjar, fue concluida en 1412 y es obra de Juan de Barbastro y Domingo Serrano siendo reformada en 1520 en estilo plateresco, por Enrique Egas.
La Bóveda de crucería en el interior de la Seo se refleja en el pavimento de mármol amarillo, negro y blanco. Ver foto en Galería de Imagenes
El Trascoro es considerado como una de las obras mas bellas del renacimiento que existen en España en su genero y fue comenzado 1556 por Arnao de Bruselas. En el centro se encuentra el bello altar del Santo Cristo. Cuatro columnas salomónicas de mármol negro sustentan su esplendido baldaquino barroco. Su autor fue Juan Zabalo y su constructor Gregorio Mesa. La escultura del Santo Cristo, de estilo gótico, expuesta en la cúpula dorada del baldaquino data del siglo XV y las de la Virgen y de San Juan, del siglo XVI.
El Coro, situado en el centro de la nave mayor, esta separado por una flamante verja y su sillería de exquisita talla en madero de roble ofrece un conjunto de gran distinción. Su ejecución data de mediados del siglo XV. El magnifico atril es de estilo mudéjar es donación del antipapa Luna, Benedicto XIII.
La Capilla Mayor alberga un esplendido retablo de alabastro comenzado por Pere Johan y llevado a termino por Hans de Suabia. El retablo esta decorado con escenas de la vida de Cristo. A ambos lados de la capilla hay sepulcros de miembros de la nobleza siendo dignos de atención el sepulcro del arzobispo Don Juan de Aragón, obra de las postrimerías del siglo XV. Ver foto en Galería de Imagenes
Las Capillas de San Pedro y San Pablo son de estilo barroco y poseen esculturas del siglo XVI que adornan el altar, también barroco. En la Capilla de la Virgen Blanca un pórtico plateresco y una imagen de la Virgen del siglo XV. Esta capilla se abre en el antiguo ábside románico de la catedral. El sarcófago del arzobispo Lope Fernandez de Luna, obra de Pedro Moragues ejecutada en 1382, se encuentra en la Capilla de San Martín, llamada también la Parroquieta, con restos de los muros de la antigua mezquita y una magnifica cúpula mudéjar.
También las capillas del lado este del templo estas decoradas con notables obras de merito artístico. La Capilla de Santa Elena, del siglo XVI posee una cúpula con ornamentación de estuco. En la Capilla de San Miguel hay un bello retablo de Juan de Ancheta (comienzos del siglo XVI) y una bonita verja de bronce. El retablo de la Capilla de San Agustín es obra de Gil de Morlanes y Gabriel Yoli del año 1520. Ver foto en Galería de Imagenes
Una capilla consagrada al gran inquisidor, San Pedro de Arbués, asesinado en el crucero de la catedral, alberga su sepulcro, obra de Juan de Salazar. La capilla esta cubierta por una bella cúpula.
La parte sur de la Seo contiene la Capilla de la Virgen de las Nieves con un retablo decorado con pinturas del siglo XVI y una escultura de mármol, obra de Ramírez, que efigie a la Virgen de la Advocación.
Traspasando el umbral de una bonita puerta barroca del siglo XVIII se accede a la Capilla de San Valero cubierta por una cúpula barroca. también merece atención la Capilla de San Bernardo cuyo retablo se halla decorado con un bajorrelieve de mármol ejecutado por Pedro de Moreto en el siglo XVI con efigies de la Virgen y del santo de la advocación. A derecha e izquierda del altar están los sarcófagos del Arzobispo Don Ernando de Aragón y de su madre, ambos de estilo plateresco.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de SANTA MARÍA MAGDALENA: Originariamente de estilo mudéjar, esta iglesia parroquial fue construida en el siglo XIV y renovada en estilo barroco en la primera mitad del siglo XVIII. Se conservan el ábside y la torre de la primera fabrica. El bello pórtico barroco data de 1730. En el interior de la Capilla Mayor hay un retablo de Ramírez de estilo clacisista. La Sacristía alberga un cristo del siglo XVI, obra de Juan de Salazar.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA SAN MIGUEL de los NAVARROS: Iglesia parroquial mudéjar construida en el siglo XIV y reformada en el 1520 por Gil Morlanes. La sólida torre erigida originariamente en estilo mudéjar sufrió trasformaciones en el siglo XVI. El pórtico principal es de la época barroca y esta decorado con una escultura de San Miguel Arcángel, obra de Gregorio Mesa. El altar mayor data del año 1519 y se debe a Damián Forment. En el retablo se ven bellas esculturas con escenas de la Pasión de Cristo y una escultura de San Miguel, obra de Gabriel Yoli. Merece atención la bella sillería barroca del coro. Alberga también esta iglesia el sepulcro del pintor Julepe Martínez dos de cuyas obras, en las que se efigie a San Felipe Neri y San Jerónimo, pueden admirarse en la Capilla del Pilar. Un discípulo de Goya, Jose Luzán, decoro las paredes de la Capilla de Nuestra Señora la Vieja con pinturas al fresco.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de SAN GIL: Tras la reconquista de la ciudad, se construyó un templo románico que, mediado el siglo XIV, fue destruido para levantar sobre sus ruinas la actual iglesia mudéjar. En el exterior destaca la portada principal, construida en 1640, y, sobre todo, la torre, levantada en ladrillo como el resto de la construcción y documentada ya en 1356. Combina su planta cuadrada de los pisos inferiores con la rectangular de los superiores, abriéndose en los dos últimos cuerpos los vanos para las campanas.
El interior corresponde a la reforma barroca llevada a cabo entre 1719 y 1725, cuando se cambió la orientación del templo paradar la nueva entrada, se rehicieron el ábside y el cuerpo de los pies, se construyó la nueva cubierta con bóvedas de cañón con lunetos y fue decorado todo el conjunto con yeserías barrocas. Destaca el retablo mayor, contratado en 1628, dedicado a San Gil Abad.
La sacristía fue construida entre 1776 y 1779, decorada la bóveda con un fresco de Ramón Bayeu y en los  muros siete pinturas sobre lienzo, de Fray Manuel Bayeu.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de la SANTA CRUZ: Iglesia barroca del año 1780 posee planta cuadrada con interior de tres naves, presbiterio muy pronunciado y crucero cubierto con cúpula en cuya construcción intervinieron discípulos de Ventura Rodríguez y decoración de pinturas de Braulio González en las pechinas. La decoración pictórica de las paredes de la iglesia, en las que destaca el cuadro representando la Batalla de las Navas de Tolosa, en el ábside fue ejecutada por los hermanos Francisco y Manuel Bayeu.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de SAN FELIPE y SANTIAGO el MENOR: Fue erigida esta iglesia parroquial en el año 1691. Consta de una sola nave con capillas laterales bajo los contrafuertes. La magnifica portada con columnas salomónicas de mármol negro esta decorada con esculturas. La puerta de acceso a la iglesia, fue en su día de la Basílica del Pilar y trasladada posteriormente a su actual emplazamiento. En su interior un Ecce Homo del siglo XVI y una imagen de la Virgen, de estilo renacentista. La mesa del altar de la Capilla del Carmen fue pintada por Francisco Bayeu.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de SAN ILDEFONSO o SANTIAGO el MAYOR: Esta iglesia fue erigida en la segunda mitad del siglo XVII siendo su arquitecto Domingo Zapata. La sencilla fachada esta flanqueada por dos torres. El templo consta de una nave central y varias laterales. El crucero esta coronado por una cúpula. Las capillas laterales están cubiertas también por sendas cúpulas y las bovedas ostentan una decoración de inspiración mudéjar. En el retablo del crucero hay una imagen de la Virgen del Pilar de estilo gótico del siglo XV. también guarda la iglesia un sarcófago barroco del cardenal Xavierre. Las esculturas del altar mayor clacisista se deben a Ignacio Ferrant.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de SANTA ENGRACIA: Antigua iglesia conventual destruida totalmente por los franceses en 1808. La reconstrucción se llevo a cabo a finales del siglo XIX. La torre presenta elementos mudéjares. De la primitiva iglesia tan solo subsiste la  portada plateresca de alabastro, obra de Gil Morlanes, decorada con esculturas de los Reyes Católicos. Santa Engracia, patrona de la ciudad, muerta en martirio durante una persecución de los cristianosbajo el imperio de Diocleciano, se halla enterrada en la cripta donde también se han encontrado dos bellos sarcófagos paleocristianos que se suponen del siglo XIV y que efigian escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA SAN JUAN de los PANETES: Sobre los cimientos de una antigua iglesia románica, se construyo en 1720 esta iglesia de tres naves con bóveda de canon. Llama la atención la torre octogonal, construcción barroca con elementos mudéjar e inclinada hacia un lado. El pórtico esta decorado al estilo churriguesco.

 
 

IGLESIA de NUESTRA SEÑORA del PORTILLO: Su origen se remonta a la época de la Reconquista, vinculado a una intervención milagrosa de la Virgen que salvó la ciudad de un ataque musulmán en 1137. La fábrica barroca del siglo XVIII ha sido objeto de importantes intervenciones a lo largo de los siglos XIX y XX. Su ubicación junto a una de las puertas de la muralla, le ocasionó graves daños durante la guerra de la Independencia. En 1908 se inaugura en su interior la Capilla de las Heroínas, en honor a las mujeres que lucharon con valentía en los Sitios: Agustina de Aragón, Casta Álvarez y Manuela Sancho. El día 5 de febrero, festividad de Santa Águeda, las mujeres zaragozanas acuden con gran fervor a esta iglesia para venerar las reliquias de la mártir que se guardan en su interior. Ver foto en Galería de Imagenes
Al exterior ofrece un aspecto macizo de compacto bloque de ladrillo. En contraste, el espacio interior es amplio y diáfano: una planta de salón de tres naves con capillas laterales y bellas decoraciones en estuco, que muestran claras influencias de la iglesia de Santa Isabel de Portugal (San Cayetano) y de la Basílica del Pilar. En su ornamentación se mantiene la tradición de las yeserías aragonesas, en esta ocasión con motivos vegetales y figurativos. Las pechinas de la cúpula se decoran con el tema de las cuatro mujeres fuertes de la Biblia y los caudillos derrotados a sus pies. Esther, Judith, Jahël y Débora. El retablo mayor, procedente de la iglesia de Santo Domingo, acoge en su hornacina central la imagen gótica de Nuestra Señora del Portillo.

 

Ver foto en Galería de Imagenes IGLESIA de SAN FERNANDO de TORRERO: Ejemplo destacado de la arquitectura religiosa neoclásica en Aragón, se construyó para que sirviera de parroquia a las familias que habían trabajado en la construcción del Canal Imperial de Aragón y se debió a la iniciativa de Ramón Pignatelli. La decoración de los altares fue realizada por Goya hacia 1800 con tres lienzos, que desaparecieron durante la Guerra de la Independencia, cuando la iglesia sirvió de cuartel a las tropas francesas.
Su planta circular con esplendida cúpula de estilo clacisista. La fachada esta flanqueada por dos torre y presenta columnas de orden corintio.

 

Ver foto en Galería de Imagenes PALACIO de la ALJAFERÍA: Edificio de planta cuadrada construido en el año 864 bajo Aben-Alfage con palacio de recreo de los reyes moros. Entre los años 1030 y 1081 fue objeto de una gran ampliación. Tras la reconquista de la ciudad, se hicieron cargo del palacio los benedictinos y establecieron en el su convento. En los siglos XIV y XV fue residencia de los reyes de Aragón y posteriormente el Tribunal de la Inquisición lo convirtió en palacio. Durante el sitio de la ciudad por las tropas francesas en el año 1809 fue destruido parcialmente. Dentro del recinto del palacio hay numerosos patios y estancias. Junto al ingreso hay una bóveda a través de la cual se accede a una pequeña mezquita del siglo XI en buen estado de conservación y dotada de una cúpula y bellos estucos y ornamentos. Hay una sala que lleva el nombre de Santa Isabel por haber nacido en ella la que había de ser reina de Portugal y que posee un magnifico techo ricamente decorado. El oro empleado en la decoración se dice que fue traído por Cristóbal Colon al regreso de su primer viaje. En el ala norte del palacio se encuentra la celda que hiciera mundialmente celebre la opera de Verdi “El Trovador”.

 

Ver foto en Galería de Imagenes La LONJA de ZARAGOZA: El edificio fue construido por el Concejo, destinado a servir como Lonja de mercaderes, según el proyecto del maestro Juan de Sariñena. Es el primer edificio plenamente renacentista de la ciudad y la construcción civil más importante del siglo XVI en Aragón.
Sus fachadas muestran una brillante interpretación de los modelos italianos, adaptados al trabajo en ladrillo; se articulan en tres pisos con el número de vanos creciente en altura. Hay que destacar la temprana utilización del cristal emplomado en las ventanas del segundo piso, a fin de conseguir la iluminación interior necesaria para las actividades que allí se desarrollaban. La decoración se centra en el último piso, con el mirador de arcos dobles de medio punto enriquecido con bustos de personajes en yeso policromado.
La división exterior en pisos no se corresponde con el espacio interior, que ocupa un gran salón con naves separadas por columnas anilladas y cubierto por bóvedas estrelladas. En la ornamentación se sigue también el nuevo estilo renacentista, visible sobre todo en las ventanas y en el friso de la inscripción que recorre toda la sala. El motivo más repetido es el escudo de la ciudad, portado por ángeles sobre los capiteles de las columnas y tallado en las claves de las bóvedas. En el centro de los cuatro lados aparece también el escudo del emperador Carlos V, sostenido por leones y enmarcado en el Toisón de Oro. Sobre este salón se encuentra la planta que corresponde al mirador exterior, a la que se accedía por una escalera de caracol ubicada dentro de una torrecilla exterior, hoy desaparecida; la función que cumplía era la de almacén de las armas del municipio.
Hoy, la magnificencia de sus columnas (llamadas "aragonesas" y caracterizadas por tener un anillo en el fuste, a un tercio de su altitud) y bóvedas acogen exposiciones municipales. Tras su reciente restauración los colores han vuelto a los relieves de los medallones exteriores, en los que Gil Morlanes inmortalizó a personajes de la época.

 

Otros MONUMENTOS de INTERES: El Palacio de Larrinaga, un edificio del mejor ejemplo de eclecticismo zaragozano entre 1885 y 1920. Constituye, por entidad y calidad en la ejecución, una de las mejores residencias burguesas levantadas en Aragón. La Puerta del Carmen de estilo neoclásico, la puerta fue construida en el año 1789 por el arquitecto Agustín Sanz. Era una de las doce puertas de entrada a la ciudad (cuatro romanas y ocho medievales). Con el nombre de Patio de la Infanta se conoce un patio renacentista de 1550 situado dentro de la sede central de Ibercaja. Se trata del patio interior del palacio residencia de Gabriel Zaporta, un importante comerciante y banquero de origen judío, prestatario de Carlos V. La Casa del Deán es un edificio formado por dos bloques de habitación —uno de ellos anejo a la Catedral o Seo de Zaragoza—, unidos por un corredor sobre arco apuntado en la calle del Deán de Zaragoza y construido como residencia del prior o deán del cabildo catedralicio en el siglo XIII. Fue reformado en el siglo XVI en estilo plateresco-mudéjar, aunque su gracioso mirador de arquillos fue pronto cubierto por decisión eclesiástica de la Catedral.La Zaragoza Romana, descubrir los restos de la antigua Caesaraugusta: el foro, el puerto fluvial, las termas, el teatro y las murallas.

 

Ver fotos en Galería de Imagenes

 
Ver Galería Fototgrafica de Zaragoza. Ver el Video de Zaragoza