apital de la provincia y sede episcopal esta a 145 Km. de Huérmeda y fue fundada por los iberos quienes le dieron el nombre de Turba. La ciudad fue destruida en el año 218 a. C. por los romanos en venganza por la demolición de Sagunto llevada acabo por Aníbal. Posteriormente cayó en poder de los árabes quienes le dieron el nombre de Teruel, que viene a significar "toro". En 1171 fue reconquistada por Alfonso II de Aragón.
En 1176 se otorgo a los moros numerosos privilegios en virtud de los cuales pudieron manifestar sus dotes creativas especialmente dentro del marco del incipiente estilo mudéjar. Teruel esta considerado como el centro de este estilo arquitectónico. Su última mezquita fue cerrada en 1502. En el siglo XIII se desarrollo aquí la trágica historia de amor vivida por Diego de Marcilla e Isabel de Segura.
Terue posee un importante patrimonio artístico mudéjar (parte del cual ha sido reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad).

 

Ver foto en Galería de Imagenes. La CATEDRAL de SANTA MARÍA: La Catedral de Teruel tiene su origen en la iglesia de Santa María de Mediavilla, que comenzó a edificarse en estilo románico en 1171. Hacia el año 1200 se iniciaría la primera etapa constructiva de la fábrica de la iglesia de tres naves con las dimensiones en planta del templo actual. Esta etapa concluyó con la edificación en 1257 de la torre mudéjar. En la segunda mitad del siglo XIII, el alarife morisco Juzaff, reestructura la antigua obra románica y dota al edificio de tres naves mudéjares de mampostería y ladrillo, que mejoran y elevan la estructura románica del siglo XII.
En el mismo estilo gótico-mudéjar, ya en el siglo XIV se sustituyeron los ábsides románicos por otros, como se puede apreciar en la cabecera de la capilla mayor. Se redujo con ello a la mitad el número de soportes, lo que dio una mayor luminosidad y espaciosidad a las naves de arcos apuntados. También los muros fueron recrecidos. En 1423, ya con el aspecto mudéjar con que, en lo fundamental, conocemos el templo actualmente, el pontífice aragonés Benedicto XIII, el llamado "Papa Luna" la elevó al rango de Colegiata.
Ya en estilo plateresco-mudéjar, fue construido en 1538 el cimborrio de la nave central, obra de Martín de Montalbán. Fue edificado de planta octogonal sobre trompas y presenta en su exterior ventanas ajimezadas con decoraciones platerescas. Más tarde, en 1587, con la creación de la diócesis de Teruel, fue promovida a Catedral y consagrada como tal. Por último en 1909 se aborda la edificación de la fachada en estilo neomudéjar, obra de Pablo Monguió.
La torre mudéjar, comienza a erigirse en 1257 y en su cuerpo inferior se abrió un paso en forma de bóveda de cañón apuntado para uso de los transeúntes. Es una de las torres mudéjares más antiguas de España. Es de planta cuadrada y posee tres cuerpos profusamente decorados con azulejos y cerámica vidriada. Remata en una linterna octogonal del siglo XVII. Ver foto en Galería de Imagenes.
Una de las maravillas que acoge es la techumbre de la catedral, con armadura de par y nudillo, y función estructural (lo que no es habitual). Casi todos los techos mudéjares son artesonados, esto es, elementos meramente decorativos. En este caso se trata de un cubrimiento en techumbre, cuyo armazón sostiene la parte superior de la nave y consolida la estructura. Se la ha llamado la "Capilla Sixtina" del arte mudéjar, por su gran valor arquitectónico y pictórico. Mide 32 metros de longitud y data del siglo XIV. En sus casetones hallamos motivos históricos, religiosos, costumbristas. Oficiales, artesanos, personajes históricos, seres fantásticos. Toda una galería de tipos humanos, una extensa variedad en la imaginería pictórica, que se conservó en perfecto estado debido a que fue cubierta por un falso techo neoclásico en el siglo XVIII, que dejó la pintura mudéjar a salvo de las inclemencias del tiempo.
El cimborrio fue trazado en 1537 por el maestro Juan Lucas "Botero", que había sido el artífice del cimborrio sobre trompas mudéjar de la Seo de Zaragoza y del de la Catedral de Tarazona. Fue llevado a cabo en 1538 por el maestro de obras Martín de Montalbán. Este cimborrio conseguía iluminar el nuevo retablo mayor (1536), obra maestra del renacimiento del escultor Gabriel Yoly.

 

Ver foto en Galería de Imagenes. IGLESIA de SAN PEDRO: La Iglesia de San Pedro de Teruel es una iglesia del siglo XIV perteneciente a la arquitectura mudéjar de Aragón. Su campanario, la torre de San Pedro, es el ejemplo más antiguo del mudéjar turolense y data del siglo XIII. El interior del templo fue decorado entre 1896 y 1902 en estilo modernista neomudéjar por Pablo Monguió Segura y el artista plástico Salvador Gisbert, que erigieron, además, un nuevo claustro. En una de sus capillas laterales yacieron los Amantes de Teruel. Desde 2005 se visitan en el Mausoleo de los Amantes, un espacio museístico construido anexo a la iglesia.
En 1220 dos discípulos de San Francisco de Asís, Juan de Perusa y Pedro de Saxoferrato, fundaron en Teruel un convento franciscano, cuya ermita de San Bartolomé fue derribada por orden del arzobispo de Zaragoza García Fernández de Heredia, para iniciar en 1392 la construcción de la iglesia que hoy contemplamos.
En 1555 se descubrieron las momias de los Amantes en el subsuelo de una de las capillas laterales, que a partir de ese momento estaría dedicada a capilla de los Amantes. En ella se alojó un retablo dedicado a San Cosme y San Damián esculpido por Gabriel Joli (artífice del retablo de la catedral turolense) antes de 1537.
Esta iglesia, de estilo gótico levantino y fábrica de cantería, tuvo adosado en origen un claustro, que fue derribado a finales del siglo XIX para sustituirlo por otro neogótico entre 1901 y 1902 en cuya realización pudo intervenir el arquitecto Pablo Monguió. Ver foto en Galería de Imagenes.
La iglesia consta de una elevada nave única de cinco tramos con capillas laterales entre los contrafuertes, ábside poligonal y coro alto a los pies. Se cubre con bóvedas de crucería sencilla reforzadas por arcos fajones apuntados y transmite una gran sensación de unidad y amplitud.
En el hastial occidental del templo se abren un gran rosetón en la zona superior y la portada principal en la zona inferior, abierta por medio de un arco deprimido rectilíneo enmarcado por arquivoltas apuntadas y abocinadas rematadas por un gablete y flanqueadas por pináculos, mientras que la portada secundaria se localiza en el muro de la Epístola y es de estructura similar a la descrita, pero de menores proporciones.
En su construcción intervinieron Conrat Rey y Gonzalvo de Vilbo, maestros que trabajaban habitualmente para la familia Fernández de Heredia.
Fue declarada Bien de Interés Cultural el 3 de junio de 1931. La Unesco señaló la Iglesia de San Pedro como uno de los edificios representativos del conjunto mudéjar de Teruel, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1986.

 

Ver foto en Galería de Imagenes. IGLESIA de la MERCED: La iglesia presenta planta de nave única formada por cuatro tramos, capillas laterales entre contrafuertes, cabeza poligonal de cinco lados y coro alto a los pies, donde se ubica un magnífico órgano. Parece ser que, la planta es lo único que subsiste de la primitiva fábrica del templo.
Muy reformada a finales del siglo XVIII, los tramos de la nave se cubren con bóveda de medio cañón con lunetos, las capillas con bóvedas de arista, salvo dos que lo hacen con cúpulas.
Adosada al tramo de los pies del lado del Evangelio se levanta la torre campanario, de planta cuadrada, dividida al exterior en tres cuerpos, los dos primeros obra de la segunda mitad del siglo XVI, mientras que el tercero corresponde a una ampliación barroca del XVIII, coincidiendo con las reformas del templo.

 

Ver foto en Galería de Imagenes. IGLESIA de SAN MARTÍN: La construcción original data de 1196, aunque en el siglo XVII fue remodelada.
Tiene tres naves, girola, bóveda de cañón con lunetos en la nave del centro y de arista en las laterales. La parte más antigua es la torre mudéjar, formada por dos torres, de forma que una envuelve a la otra, entre ambas, discurre una escalera que da acceso al campanario. Se comenzó a construir en el año 1315-1316, y es de planta cuadrada.
La torre es una torre-puerta de ladrillo con ornamentos de cerámica vidriada bajo la que pasa la cuesta de la Andaquilla. Es practicable en su base a través de una bóveda ojival. En el primer cuerpo son visibles tres de sus caras, pues la cuarta está adosada a la iglesia de San Martín, de época barroca.
Fue edificada entre 1315 y 1316 y reformada en 1550 por Pierres Vedel, que eliminó viviendas adosadas para dejar una plaza abierta ante la torre y construyó un refuerzo de sillería en su base para reparar y prevenir la degradación de su parte baja, muy erosionada por las humedades. En 1926 Ricardo García Guereta acometió una importante restauración; en la posguerra española Manuel Lorente Junquera volvió a intervenir en la torre restituyendo piezas cer´micas con un tono más tenue que el de las originales. Entre 2002 y 2007 se produjo una restauración completa, tanto en el interior como en el exterior, por la que fue recuperada la antigua entrada de debajo de la torre.

 

Ver foto en Galería de Imagenes. CONVENTO de SANTA TERESA: El convento de Santa Teresa fue fundado en 1660. Es un magnífico edificio de estilo aragonés con mampostería, ladrillo visto y arcadas bajo su alero. En su interior posee un magnifico Altar mayor barroco.

 
 
 

Ver foto en Galería de Imagenes. El ACUEDUCTO de los ARCOS: El Acueducto de los Arcos o Traída de las Aguas de Teruel es una de las obras de ingeniería más relevantes del Renacimiento español. En 1551 el Concejo de Teruel encargará el reinicio de la construcción de la Traída de Aguas a Quinto Pierres Bedel, arquitecto de origen francés que había concluido con éxito el complicado recalce de la Torre mudéjar de San Martín.
Para salvar el barranco que delimitaba por el Noreste la Ciudad, Bedel diseñó Los Arcos, estructura que da nombre a toda la Traída. Esta emblemática construcción es de clara inspiración clásica y aúna magistralmente su carácter utilitario (acueducto y viaducto) con el representativo. Consta de dos niveles, el superior de seis arcos y el inferior de dos.

 

Ver foto en Galería de Imagenes. PALACIO EPISCOPAL: Por las fechas en que se construyó, este Palacio Episcopal, iniciado a fines del siglo XVI pero con unas obras que perduraron hasta el siglo XVIII, el edificio tiene unas claras formas y características barrocas, entre las que destaca especialmente el claustro, alzado sobre unas columnas jónicas, y con una bella galería de arquillos en su parte superior.
En la actualidad, el Palacio, y más concretamente el claustro, alberga la colección de arte sacro del Museo Diocesano, donde se han conservado objetos artísticos y litúrgicos de las diferentes poblaciones de la Diócesis.

 
 

Fiestas de los Amantes de Teruel.

Ver Galería Fototgrafica de Teruel. Ver el Video de Teruel.